Desde el equipo de Dormiditos.com queremos informar a todas las futuras mamás y a todas que acaban de serlo, sobre la importancia y los múltiples usos de los cojines de lactancia.

Nuestro equipo está compuesto, sobre todo, por mujeres que ya han pasado por un embarazo y han probado en su propia piel diversidad de artículos que nosotros ofrecemos para contar su experiencia. Sin duda alguna, si hay un producto estrella en el que todas coinciden es en las almohadas o cojines de lactancia.

De diferentes tamaños y colores no sólo permiten una mayor comodidad durante los últimos meses de embarazo en los que aparecen dolores de espalda, riñones o las mujeres tienen más dificultades para sentirse cómodas sentadas o levantarse de la cama o el sofá. Su forma se adapta totalmente a la anatomía de una mujer embarazada y facilita esas tareas que, hasta este momento, no habían sido una misión casi imposible.

Además, gracias a la diversidad de modelos también encontramos almohadas de lactancia especialmente pensadas en el descanso de las futuras mamás permitiendo ponerse entre las piernas y que así, descanse el peso de la barriga sobre ella.
Pero si esto fuera poco, otro de los múltiples usos de este tipo de cojines es que no sólo sirve para las mujeres embarazadas o que acaban de dar a luz sino también para los bebés, puesto que al tener forma de media luna y un relleno de poliespán, totalmente adaptable, permite mantener seguro y cómodo a tu bebé mientras le das el pecho o el biberón y, además, permite mantenerles sentados o recostados al dentro de la almohada de lactancia si se coloca encima de la cama o sobre el suelo.

De esta manera, las mamás pueden realizar tareas sin que su bebé corra ningún tipo de peligro.